Terapia individual

Terapia individualLa terapia individual está dirigida a quienes padecen algún tipo de malestar, sea severo o leve. También a quienes buscan la autocomprensión de sus procesos físicos, emocionales y mentales, más allá de la psicología clásica .

La terapia individualizada es el principal instrumento para el tratamiento de cualquier dolencia. Permite la plena adaptación a las necesidades del paciente.

El tratamiento difiere según las características de la persona que pide ayuda, su malestar, su estado al llegar a la terapia y el momento que vive.

Para que el proceso de ayuda pueda darse, es necesario establecer un vínculo entre terapeuta y paciente que dé seguridad y confianza a este último. Este vínculo permitirá que se construyan las distintas clases del llamado “vínculo de apego” por Bowlby y D.W. Winnicott. Este tipo de relación favorece la restauración de las carencias emocionales del paciente y sienta las bases para una relación terapéutica.

Como herramientas empleo, además de las técnicas psicológicas cognitivas habituales, el psicoanálisis, técnicas respiratorias, ejercicios bioenergéticos, métodos para tratar el trauma, meditaciones, relajación y sanación energética.

El marco terapéutico que utilizo (las condiciones en las que se desarrolla y es más efectiva la terapia, y que implican tanto al paciente como al terapeuta) es semejante al empleado en psicoanálisis: periodicidad y duración de las sesiones establecida, tratamiento de las ausencias, no intrusión telefónica durante las sesiones, etc., todo esto adaptado al trabajo corporal e incluyendo la sanación energética.