Psicoanálisis

El psicoanálisis es un modelo teórico que explica los mecanismos implicados en la vida psíquica humana. También es a la vez una práctica terapéutica. Fue creado por Sigmund Freud alrededor de 1896, basándose en su tratamiento clínico de diversas dolencias psíquicas.

Su método de tratamiento consiste en evidenciar el significado inconsciente de las palabras, actos y producciones imaginarias (sueños, fantasías o delirios) del paciente. Se basa principalmente en las asociaciones libres que realiza la persona, que garantizan la validez de las interpretaciones. Estas interpretaciones se extienden al análisis de las resistencias, la transferencia y los deseos del paciente.

A partir del psicoanálisis se han desarrollado diversas escuelas de psicología profunda (de orientación dinámica y analítica) y ha influenciado a muchas terapias no necesariamente psicoanalíticas, como el Análisis Bioenergético.

El psicoanálisis ha supuesto una verdadera revolución, no sólo en el ámbito psicológico, sino también social e incluso personal, pues ha puesto en evidencia que todos los seres humanos tenemos pulsiones inconscientes, debajo de la máscara de nuestra personalidad consciente.

El psicoanálisis permite descubrir que, tras los síntomas del paciente, se esconden vivencias infantiles que dieron lugar a creencias erróneas o patrones relacionales que, en última instancia, han generado su malestar actual. Es un método muy útil para descubrir nuestro pasado y las conexiones entre éste y nuestras tendencias, patrones repetitivos y creencias sobre la realidad actuales.