Orientación terapéutica

El abordaje desde el que realizo mi tarea psicoterapéutica es:

    • Corporal, pues considero que el ser humano es una identidad psicosomática, según lo formuló en su día Wilhelm Reich y posteriormente fue desarrollado por Alexander Lowen.
    • Analítico, pues empleo el psicoanálisis, aunque integrado dentro de la perspectiva del Análisis Bioenergético.
    • Energético, pues utilizo la sanación por imposición de manos, tal y como la enseña Barbara Ann Brennan, como complemento y enriquecimiento de la psicoterapia.

Así, los modelos teóricos que me sirven de referencia son:

    • El Análisis Bioenergético
    • El Psicoanálisis, como instrumento de exploración del inconsciente e integrado dentro de la terapia corporal Análisis Bioenergético.
    • La teoría del Apego, formula por Bowlby y desarrollada posteriormente por otros investigadores, pues sin el vínculo de apego establecido entre paciente y terapeuta no es posible realizar ninguna intervención con éxito.
    • La sanación energéticaque establece una concepción holográfica del ser humano y en la que la dimensión espiritual toma protagonismo. De este modo, el malestar psicológico adquiere una dimensión más profunda y se enlaza con nuestro aprendizaje vital y trascendente.

Como afirma Un Curso de Milagros, “la psicoterapia es necesaria para que el individuo comience a cuestionar su realidad” y este cuestionamiento suele surgir cuando nos aqueja cualquier dolencia, momento en el que solicitamos ayuda profesional. Sin embargo, no sólo es pertinente pedir ayuda cuando nuestro malestar es grave, sino cuando percibimos algún grado de desequilibrio o desajuste que no podemos solucionar por nosotros mismos o simplemente cuando queremos mejorar nuestro bienestar.